madurita recibiendo por detras de su jefe Publicado el 18.02.2013 en casadas

Luego la sinvergüenza, cuando llega a casa le dice a su marido que se siente agotada de tanto trabajar y que se siente tan exhausta que pide por favor que le preparen el baño y la cena porque al fin y al cabo es ella la que trabaja. Pero si el marido supiera que un jovencito jefe la pone enzima de la mesa casi todos los días para follársela a lo perro, otro gallo cantaría.